(AD)HERENCIAS

9 de agosto

Sintiendo el pasado, soñando el futuro.

001002

Publicado en arte | Deja un comentario

fondo y fundamento

Cierto, en la realización de un tapiz pictórico hay muchos momentos emocionantes, hay personajes y paisajes que poco a poco, pasada por pasada, van adquiriendo forma delante de nuestros ojos. Hay caras y manos, ojos y dientes, pliegues y bordes; un sinfín de detalles y estructuras….

Y luego, está el fondo.

001

Una de las particularidades del arte de tejer es justamente esta: que el fondo y los motivos surgen a la par. Según hacía dónde se extiende la forma que representa a una persona, un animal o un elemento arquitectónico o paisajístico, solo puede hacerlo si “debajo” hemos cerrado el hueco, nos hemos empleado “al fondo”.

Antiguamente los fondos eran los campos de aprendizaje y de primeras batallas de los aprendices. Si vemos los grandes tapices, por ejemplo de Goya, y nos fijamos en los inmensos cielos que podemos apreciar en algunos, y los comparamos con la filigrana de los pliegues de un traje de encaje o la cara de una alimaña, podemos imaginarnos, sin saber mucho del oficio, que las habilidades para ejecutar una u otra parte del tapiz pueden ser distintos.  Así poco a poco, el aprendiz se acercaba al meollo, a tareas cada vez más complejas, sin prisas y sin pausas.

003

Los que [aún] no tenemos aprendiz nos dedicamos con el mismo esmero y cariño al fondo como a las figuras. Puede que no sea tan emocionante, pero el sosiego que proporciona lo compensa. Y no nos deja perder de vista esta particularidad que, como muchas otras que tiene el arte de tejer, nos puede enseñar mucho sobre la vida misma.

002

Publicado en arte | Deja un comentario

a veces voy, veo, y me enfado

Y MUCHO. Ya sé que no sirve pa’ na’. No van a cambiar las cosas, al menos no las voy a cambiar yo, ni voy a presenciar ya los cambios si es que, en contra de lo esperado, se produjesen en el futuro. Pero al menos me proporciona una sensación de alivio darle salida a este enfado, la rabia, la impotencia, también la tristeza…….

009

Supongo que es la certeza de la cercana partida la responsable de estos impulsos retrospectivos. Una especie de chequeo de salud anímica, un repaso por las pequeñas cicatrices en el alma, a ver si todas se han cerrado bien, si ya no duelen, si no queda nada por ahí enquistado, mal curado…..

Y bueno, para ser honesta conmigo misma, alguna que otra sí duele un poco todavía. Dice un amigo, y con razón, que uno no puede o mejor no debe lamerse las heridas eternamente. Cierto. Tan cierto como sé que hay que pasar página y soltar lastre. La cabeza lo tiene más que claro, pero no somos solo cabeza….

Además, creo que hay que sacar una lectura de lo vivido y dejar dicho lo que hay que decir. Aunque ya no cambia nada de lo que ha sucedido, quizá sirva para que no vuelva a ocurrir, al menos no de la misma manera…

Como otros que han intentado algo semejante, mucho podría decir de la pequeña odisea por estos territorios en busca de un puerto  para nuestro proyecto. Ha habido un poco de todo, intentos varios y todos fallidos. Nos volvemos a echar a la mar, sin haber podido desembarcar realmente.

006

Aprovechando  coincidencias varias, este fin de semana he vuelto a hacer una visita a uno de los emplazamientos para el KUKUprojekt, por el que más seriamente estuvimos peleando y más lejos llegamos en las negociaciones, tan lejos que parecía estar al alcance de nuestros manos poder convertir el sueño en realidad. Aún hoy, si lo pienso, me asusta el compromiso económico y de tiempo, que en su momento estuvimos dispuestos a asumir con vértigo, cierta audacia y todo el entusiasmo que eramos capaces de sentir. El intento de revivir la ilusión que nos empujó entonces y tener que darme cuenta en qué medida, sin perder la convicción en lo que queríamos y queremos mover, esta ilusión ha ido perdiendo fuerza a golpe de las decepciones vividas, me llena de nostalgia.

022

Cuando abrimos en otoño de 2012 el espacio físico del KUKU en Aguilar de Campoo, el hasta ahora último capítulo del KUKU_periplo, publicamos en el blog del  KUKUprojekt dos entradas en las que presentamos por un lado lo que entendimos que era la esencia del proyecto y por el otro contamos el capítulo anterior, el que tenía como escenario la antigua estación de tren de Las Rosas de Valdearroyo en la Linea de vía estrecha (FEVE) que comunica León con Bilbao, comúnmente conocida como “La Robla”.

En diciembre de 2011 contactamos con la FEVE después de haber visto un cartel que anuncia “Locales disponibles” en la antigua estación de Las Rozas de Valdearroyo,  cerca de Reinosa, a orillas del embalse del Ebro, en la linea férrea de La Robla. Recibimos acto seguido una respuesta sorprendentemente positiva por parte del responsable de gestión de patrimonio. Hacemos una primera visita in situ _ amor a primera vista. Dejando pasar el primer sofoco pasional y mirando con detenimiento, se registran grietas en las paredes de la primera planta del edificio principal _ diagnóstico: daños estructurales, presupuesto estimado de subsanación 27.000 euros. Cálculos van y vienen, arriba y abajo. FEVE no puede asumir los costes, así que decidimos hacerlo nosotros, conjuntamente con el presupuesto estimado de adecuación del conjunto de edificios al futuro uso. Más negociación para ver fórmulas de amortización a través de la duración del contrato de cesión _ y justo cuando llega el momento de plasmar todo lo  verbalmente acordado en un borrador para iniciar “el último asalto”, van y anuncian que FEVE se fusionará con RENFE como medida de racionalización en vista de la crisis económica que atosiga a España. Eso significa inmediatamente:  luz roja, todas las negociaciones se paralizan. A insistencia nuestra nos comunica FEVE poco más tarde que a pesar de las noticias que van circulando, a pesar de la nueva situación, FEVE está dispuesta a valorar si puede asumir el esfuerzo económico para la subsanación de los daños con la intención de hacerlo utilizable para nuestro proyecto. ¿Cuándo? ¿Cómo? Nadie lo sabe muy bien. Reina un desconcierto en todos los frentes.

Este es el telegrama de lo que pasó en 2011. Desde entonces nos volcamos en esa otra versión del KUKU, que tan camaleónico se ha mostrado en estos años. Nunca más volví a Las Rozas.

Hasta el domingo pasado. Un lustro ha pasado desde entonces. 5 años de dejadez han dejado sus huellas.

el antiguo almacén

Y sí, me duele aún, pero más que dolerme me produce un enfado tremendo, me da rabia. No sólo por el tiempo y la ilusión perdida, sino por todo el dinero que este edificio tragó a causa de malas gestiones, como si fuera un agujero negro, no por naturaleza, sino por desidia de unos cuantos personajes y una extendida manera de gestionar pésimamente recursos ajenos.  Raras veces puede decirse que hay un único responsable. Y este caso no es de esos. Son varios, empezado por la entidad propietaria que en un momento dado se desentiende de su obligación de cuidado de su propiedad, que es la de todos; pasando por las entidades gestoras de dineros públicos en general y subvenciones de especial; hasta las entidades que con estos dineros otorgados intervienen de forma perjudicial, las entidades cercanas y, evidentemente también la ciudadanía. Es toda una maraña de maneras viciadas y malos hábitos, pero también de pensamiento cortoplacista, de falta de supervisión y seguimiento, de escasa sensibilidad y ética. Cada uno de los implicados, preguntado por separado, dirá que “ha cumplido”. Y puede que no le falte del todo la razón. Pero visto en conjunto, los plazos, los requisitos, los comportamientos, las características geográficas, culturales, personales, etc., no ha funcionado.  Es larga la lista que se podría hacer de proyectos parecidos, y si quisiéramos, podríamos incluso hacer una larga lista señalando en cada caso unos cuantos responsables concretos…..  También es larga la lista de oportunidades perdidas, de potenciales sin explotar, de recursos sin valorar…..

Y no es todo cuestión de dinero. Esta crisis no debe ser una excusa para seguir permitiendo que sigan sucediendo casos como este. La economía, sin duda, es importante, pero también  lo son, y a veces incluso más que el dinero, la voluntad, política y personal, la ética colectiva e individual, las miras que se tienen, las dimensiones y los plazos que se buscan, las facilidades y la confianza que se dan,  y la gente que lo intenta y lo seguirá intentando, a pesar de todos los obstáculos que se pueden encontrar en el camino.

antigua estación de tren

Dicho queda lo que quería decir. Y sí, el haberlo dicho alivia un poco ese dolor residual que aún percibo cuando el dedo de la memoria acaricia la cicatriz del alma. Eso y recordar con cariño a todas las personas que siempre han creído en el proyecto, fueron capaces de ver el potencial que tenía y nos respaldaron en todo los posible, especialmente Rafael y Miguel Ángel.

Publicado en arte, besondere Tage, días especiales, erinnerungen, meinung, opinión, projekt, proyecto, recuerdos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

a veces voy, veo algo rojo y resulta ser una fresa silvestre

001

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

a veces voy, veo y dudo si 1 imagen vale más que 1000 palabras….

005Para los que nos conocéis: Estación de FEVE en Las Rozas de Valdearroyo.

Publicado en arte, fotografia, fotos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

no lo veo tan simple, no

Esta galería contiene 2 fotos

Galería | Deja un comentario

la absorción y el arte

No, definitivamente, NO.
NO vivimos solo del aire, de sueños y quimeras.

PERO, en fin, a veces, por breves instantes nos quedamos tan absortos…….
Creo que es cuando el ejercicio del arte más se acerca al ejercicio de la meditación.

Somos capaces de perder la noción del tiempo y, en parte, la noción de nuestro cuerpo. No hay hambre, ni sueño, solo existe la necesidad de plasmar.

¿Igual de ahí viene la leyenda urbana?

001

005006

El hecho es que llevo dos días delante del telar. Todo el cuerpo obedeciendo a una orden interior que dice: no pares hasta que el bicho no esté terminado.

Y lo curioso es que ha funcionado. Instantes de concentración, de absorción, de arte.

Entiendo que puede haber gente que observando aquello llegue a la conclusión de que los artistas viven del aire, bueno quizá también de la luz, ¿del amor o de la pasión? Pero no deja de ser una leyenda, y no dejan de ser instantes.

Yo, de hecho, ahora me voy a preparar una taza de café, un cuenco de muesli y luego cerraré los ojos un rato, para darle una pausa a las gafas, que deben estar cansadas.

Publicado en arte | Deja un comentario